TUS VIDEOS

Loading...

Follow by Email

miércoles, 12 de diciembre de 2012

FELICITACION NAVIDEÑA 2012/2013 SD POSTAL DE NAVIDAD Christmas greetings

POESÍA:"EL INVIERNO"

"GOOGLE-BLOGGER-PICASA NO ME DEJA PUBLICAR MIS FOTOS"
EL INVIERNO
Ha llegado el anciano de las barbas blancas
Pelo laceo, níveo, largo sobre los hombros
Cara surcada por el tiempo, ceñudo entrecejo
Cagado de espalda encorvada por la historia
Inclinado sobre su gastado bordón,

Brazos lagos abandonados a su movimiento
Manos descarnadas huesudas, dedos largos
Con uñas engarfadas, libres caprichosas
Piernas largas, lentas de andar cansino
Dejando atrás el rastro de  los zapatones
Viejos, remendados, suelas claveteadas.

Quedando a su paso el rastro de dos surcos
Perdiéndose en el horizonte de la vida
Es el viejo invierno que sobrecoge
Al anciano, campesino, al artesano
Al pastor, al pescador, al anacoreta, ermitaño
Al pensador, al escritor, al joven y al anciano.

Llega con su capa de viento, de granizo,
El grito desgarrado del trueno, la tormenta
La nieve, el gélido aliento de su funesta boca
Que al caminante de la vida  zarandea
Empujando le hacia atrás en el retorno.

Gime el viento tras lo cristales
En quejido angustioso de gélido invierno
Los sauces arañan las viejas ventanas
En intento fallido de colarse al calor
De la lumbre que crepita leños de roble.
En la vieja chimenea testigo de cuitas, amoríos
Confidencias y requiebros de enamorados.

OH, invierno plateado de escarchas matutinas
De la noche que al  caminante hielas
El rostro, agrietas las manos, acristalas
Los flequillos y entumeces las rodillas.

Déjame reposar al  fuego de la lumbre
Mientras sueño con el amor de la
Lejana primavera  y el canto del jilguero
En la rivera del bullicioso río anguilero

Autor: José Ángel Miyares Valle

martes, 4 de diciembre de 2012

POESÍA PARA QUIENES PRETENDAN CALLARME

"GOOGLE-BLOGGER-PICASA NO DEJAN PUBLICAR MIS FOTOS"

EL YUGO DEL SIERVO”

No me pongáis yugos a mi cuerpo
Ni cadenas, ataduras, barrotes o rejas
No me obliguéis a aceptar la injusticia.

Flagelareis mi cuerpo, romperéis mis huesos
Pero mi mente será como un pájaro
Libre que entonará el canto de la libertad.

Con ella no podréis, es mía y solo mía
No me haréis callar aunque la mordaza
Impida pedir justicia, gritaré y gritaré,
Con ígneo fuego en mis ojos.

Ya me cortéis las cuerdas bucales
Mi sangre sobre la arena seguirá
Clamado justicia al Dios Universal.

Mi cuerpo se enervará tembloroso
En común unión y rebelión contra
Lo injusto, mezquino,  la tortura sutil.

No doblareis mis viejas rodillas aunque
Me partáis las piernas con calumnias
No doblaré mi cabeza en reverencia
Aunque me la aplastéis con una gran piedra.
He luchado por la justicia en vida.

En mi losa quiero que figure el epitafio
Aquí yace quien vivó y murió
Defendiendo la dama de la venda.
Manteniendo con sus obras el equilibrio
De su balanza con el deseo de que
El platillo de la honradez justa pese
Desequilibrando al de las mezquindades humanas.

Me enterrareis clamando al Dios del universo
Mi dios Divino que todo lo ve y puede
Con los brazos estirados, rígidos
Por la ira y el rigor de la muerte.

Y si no hay justicia tendréis
Que romperme los huesos de mis brazos
Para que mis manos no emerjan crispadas
De la fría y húmeda  tierra clamando
Al  estrellado firmamento la Eterna Justicia.

Autor: José Ángel Miyares Valle