TUS VIDEOS

Loading...

Follow by Email

miércoles, 28 de mayo de 2014

miyaresarte: POESÍA "ESTRELLA ERRANTE"

miyaresarte: POESÍA "ESTRELLA ERRANTE": Foto de José Ángel Miyares Valle       “ESTRELLA ERRANTE”   Una estrella he visto en el cielo Bajo el firmamento nocturn...

POESÍA "ESTRELLA ERRANTE"

Foto de José Ángel Miyares Valle
 
 
 
“ESTRELLA ERRANTE”

 Una estrella he visto en el cielo

Bajo el firmamento nocturno,

Sobre las crestas de la montaña

De mí agitado valle de sueño inquieto.

 

He visto tu dulce y etérea silueta,

En carrera fugaz sorteando

Los áureos rayos de intensa luz,

Vestido vaporoso agitado por el viento,

Cola de cometa, tus cabellos dorados.

 

¡Oh bendita ilusión cuánta belleza¡.

Te habías alejado de mis brazos,

Tras regalarme un candoroso beso,

Procedente de tu labios de cálida rosa.

 

El desasosiego de corazón herido,

Dejo mi alma caer en el obscuro abismo,

De un sufrimiento eterno de imposible olvido.

 

Autor: José Ángel Miyares Valle

 

domingo, 4 de mayo de 2014

GRACIAS MAMÁ POR TANTO SACRIFICIO

 
 
“MADRE”
(A mi madre con Alzheimer)
 
Tu me diste la vida, a tu lado vi la luz
En tu seno candoroso me llevaste,
En tu tierno regazo me dormí noche y día,
Mis llantos consolaste con amor delicado.
 
Mis enfermedades fueron tus noches de desvelo,
Mis alegrías tus alegrías, mis  sonrisas tus sonrisas
Mis caídas tus heridas, mis  fracasos tus angustias,
Mis penas tus lágrimas, mis  éxitos tus victorias.
 
En tu vientre sentí los latidos  de tu gran corazón,
El calor más tierno de un ser humano,
Me enseñaste a amar a Dios, a respetar al hombre,
Me diste alimento, vestido, educación.
 
Tu brazo estuvo siempre dispuesto,
Para levantarme en mi debilidades,
Tu sonrisa para combatir mis tristezas,
Tu canto para aliviar mi llanto.
 
Ahora… tu cara está surcada por el arado del tiempo,
Tus ojos apagados por el cansancio,
Tu cuerpo disminuido por la tremenda carga,
Tu mente distraída, dormida en los recuerdos.
 
¡Madre ¡ escucha mi canto, que madre…
Solo hay una que ame a un hijo tanto,
Nunca podré agradecerte tu dedicación,
Aunque mil años viviera, tú me diste la vida,
¡Gracias madre querida.¡
 
Autor: José Ángel Miyares Valle